potaje2

Si tuviésemos que realizar un potaje o un cocido seguramente tendríamos que decidirnos entre una infinidad de opciones: cocido madrileño, cocido gallego, cocido andaluz, cocido montañes, cocido maragato, potaje de garbanzos, potaje de berros, potaje de lentejas.. Escoger entre todos ellos resulta una tarea bastante complicada de llevar a cabo. Sin embargo, lo bueno que tiene el cocido es que es totalmente personalizable y puedes añadir y quitar ingredientes a tu antojo y el sabor seguirá estando igualmente rico. Por ello en este artículo vamos a intentar proponer cuál sería el cocido más saludable del mundo añadiendo las verduras más sanas que existen en base a sus propiedades y beneficios para la salud.

En sus inicios, la agricultura surgió simultáneamente en diferentes partes del mundo. Se han identificado hasta once regiones distintas donde se originó formas y técnicas para aprovecharse de los frutos de la tierra. Los primeros habitantes humanos de la tierra recogían granos silvestres hace más de 20.000 años. Después comenzó a cultivar farro, trigo, cebada, guisantes, lentejas, garbanzos y linos. El arroz surgió en China entre el año 11.500 y 6.200 a C. Más tarde llegó la domesticación de los cerdos, las ovejas y el ganado bovino. Ya en la Edad Media la agricultura se transformó con el uso de técnicas mejoradas y las plantas de cultivo. En el siglo VIII, el mundo islámico medieval gozó de una transformación en las prácticas agrícolas que ha dado nombre a la revolución agrícola árabe, que se caracterizó por la difusión de cultivos y la expansión de sus productos a través de rutas comerciales.

A día de hoy, el hambre sigue siendo uno de los principales problemas a los que la Humanidad debe enfrentarse, especialmente en países del Tercer Mundo, donde todavía siguen muriendo muchísimas personas de inanición. Esto contrasta con la situación del primer mundo, en el que una buena parte de la población sufre problemas de obesidad, y en el que muchos supermercados llegan a tirar incluso la comida que no venden, aunque también hay mucha gente que pasa hambre y la necesita. Para solucionar este problema, al menos en parte, ha nacido Whole Surplus.

La alimentación es indispensable para tener una buena salud, y eso lo sabe cualquiera, como también sabemos que los productos que encontramos en el super, en muchas ocasiones, vienen procesados con productos químicos que pueden ser perjudiciales. Y no hablamos solo de los platos congelados, sino también de la propia fruta o la verdura. ¿Nos podemos fiar de lo que compramos en la frutería de turno? ¿No sería mejor tener nuestro propio huerto en casa y sacar adelante todo aquello que queramos comer?

mujer vino

Los beneficios de la dieta mediterránea para la salud y el bienestar humano son bien conocidos por todos , y ya nos hemos encargado sobradamente de hablar de ellas en esta página. Sin embargo, existen determinados alimentos que consiguen que nuestra libido se dispare y nos sintamos con las mismas ganas de tener sexo que cuando éramos adolescentes. Supongamos que estás pensando en preparar algo muy especial para San Valentín, o tienes previsto organizar una cena romántica con esa persona que tanto te gusta. Tienes unas ganas locas por acabar en la cama con ella, y tienes que poner todo el esfuerzo para ello.

La cultura gastronómica japonesa ya está completamente integrada en nuestras ciudades. Prácticamente en cualquier núcleo urbano podemos encontrar restaurantes donde el proyecto estrella es el sushi. Todos conocemos a alguna persona fanática de estos platos que están compuestos, normalmente, por arroz, algas y pescado. A raíz de esto, una de las prácticas que se ha puesto de moda es el nyotaimori en los últimos tiempos. Esto consiste en la presentación de platos de comida sobre el cuerpo de una mujer, lo que también se conoce como sushi corporal. Existe también una modalidad masculina llamada, en este caso, nantaimori.

Seguro que te ha ocurrido alguna vez. Andas navegando por tu red social favorita y observas como algunos de tus contactos publica una foto de un plato de comida. Este podría ser un acto normal y sin una relevancia muy destacada, algo habitual en Facebook, Twitter o sobre todo Instagram. Sin embargo, seguro que te sentirás identificado si te digo que al mirar la imagen se desata un deseo irrefrenable de hincar el diente a algo que te resulta tan irresistible y delicioso. Algo parecido a cuando ves a una persona atractiva y sientes la necesidad de acostarte con ella. ¿A quién no le ha pasado que ha comenzado a morderse el labio inferior después de ver un suculento manjar expuesto en un mostrador o en una fotografía? Sí, exactamente cómo haríamos si viésemos a una chica totalmente desnuda que nos mira con ojos de deseo.

Las propiedades casi milagrosas de los productos de la huerta mediterránea es un hecho muy constatado, e incluso en este mismo sitio web hemos hablado de ello con detenimiento. Los beneficios para la salud son incalculables, y cada cierto tiempo aparece un nuevo estudio al respecto que informa de un nuevo valor positivo que se desconocía hasta el momento. Hoy nos gustaría hablar de algunos datos y curiosidades varias sobre estos alimentos, algunos tendrán que ver con esas consecuencias positivas que nos aporta a la salud la comida ecológica de nuestro huerto, pero otras no tanto. Y es que los productos que podemos encontrar dentro de nuestro abanico de alimentos mediterráneos no dejan de sorprendernos.

España destaca por tener una gastronomía rica y variada, y en cada rincón del país podemos encontrar distintos tipos de cocina que nos sorprenden por su sabor y por la calidad de sus productos. En este sentido, la dieta mediterránea es famosa por equilibrar a la perfección la delicia de sus ingredientes y los importantes beneficios para la salud que lleva consigo. Multitud de estudios indican que las personas que llevan a cabo un plan de alimentación de este tipo gozan de una mejor calidad de vida, y tienen una probabilidad mucho más baja de padecer algunas enfermedades graves. Tal es la importancia de estas investigaciones, que en países como Estados Unidos se está adoptando, ya desde hace algún tiempo, este estilo de vida mediterráneo para intentar mejorar la salud de una sociedad que destaca por sus problemas con la obesidad.